Estudio liderado por el CSB UNAB podría convertir a chile en el 2° productor mundial de cobalto

Esta es la apuesta de uno de los 10 proyectos que la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo (ANID) acaba de adjudicar al Centro de Biotecnología de Sistemas de U. Andrés Bello (CSB UNAB) –como institución principal – y a AMTC UChile, como institución secundaria. La investigación buscará a través de la biotecnología reprocesar los relaves y recuperar desde ahí el cobalto, también denominado “oro azul”.

Según proyecciones de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), las necesidades de cobalto a nivel mundial aumentarán en 207% entre 2022 y 2050.

Chile tiene cantidades importantes de este metal en sus relaves mineros  -las cuales le permitirían convertirse en el segundo productor a nivel mundial-  con un potencial de producción de 15.000 toneladas anuales de cobalto sólo extraídas desde estos relaves, y con la ventaja adicional de poder obtenerlo en forma más limpia, con menor impacto ambiental y costos de producción más bajos. Avanzar en el camino hacia un ‘cobalto verde’ representa no solo una oportunidad económica, sino un paso audaz hacia un futuro más limpio y socialmente responsable, donde la prosperidad económica se funde con la protección del medioambiente y el bienestar de nuestra sociedad”, detalla la microbióloga Pilar Parada, directora del proyecto y del CSB UNAB, y quien además es coautora de 176 patentes relacionadas con el uso de microorganismos biomineros para extraer cobre de manera eficiente y a bajo costo a partir de minerales de baja ley.